lunes, 19 de marzo de 2007

La reunión de Bloggeros lojanos



El viernes nos reunimos los bloggeros lojanos.... organizado por Calu en ocasión de un amigo suyo... nos colaremos algunos a ver que pasa... Dejo también en el cyber espacio la transcripción de un evento que me da buenos recuerdos, sucedió en República de Argentina, Formosa en el 2do 5000 años de Arquitectura Amerindia.






CONFERENCIA “ARQUITECTURA CONTEMPORÁNEA CON RAÍCES SEMIÓTICAS DE LA CULTURA ANDINA” - Arq. JEAMIL BURNEO - Ecuador

Sr. LOCUTOR.- Antes de dar comienzo a esta ponencia quiero dar lectura a esta adhesión, a esta carta enviada desde la Capital Federal.
“Tenemos el agrado de dirigirnos a usted con la intención de transmitirle el beneplácito y apoyo institucional de DARA (Decoradores Argentinos Asociados) para el “II Congreso 5.000 Años de Arquitectura Amerindia”, realizado por el Gobierno de la Provincia de Formosa, a través del Ministerio de Turismo y el Colegio de Arquitectos, dentro del marco de actividades del “III Encuentro de Pueblos Originarios de América”. Iniciativas como estas contribuyen a la consolidación de una identidad regional, cuyos valores son necesarios preservar. Acompañamos pues, la continuidad de este Congreso, adelantándole desde ya nuestro apoyo por futuros encuentros.
Saludamos al señor Ministro con alta consideración”. Firma María Inés Firpo, Presidente DARA (Decoradores Argentinos Asociados)


Sr. .- Siguiendo con el programa del Congreso de Arquitectura Amerindia, en este tercer día, nos toca ahora tener la ponencia del arquitecto Jeamil Burneo de Ecuador, él nos va a hablar de la “Arquitectura Contemporánea con Raíces Semióticas de la Cultura Andina”. El arquitecto es actualmente Coordinador del Plan Participativo de Desarrollo de la provincia de Loja, de Ecuador.

Arq. JEAMIL BURNEO.- En primer lugar voy a volver a reiterar el saludo desde mi patria, la república del Ecuador. Hoy he venido con unas dos intenciones claras, la primera es una búsqueda profesional y existencial que comenzó hace algún tiempo ya y ahora que estamos un poco de burócratas –como lo dijo Julio- metidos en el Gobierno de la Provincia y haciendo un poco de trabajo del Plan de Desarrollo, intentamos cerrar el círculo que las culturas originarias conocen el tiempo circular. Un poco la exposición que quiero hacer hoy va desde esa óptica.
Lo que quiero presentarles hoy es intentar hacer alusión a la más importante ley de los andinos o de las culturas originarias de América, que es el ayni, primero dar para recibir. Hay especiales ocasiones como esta en la cual un grano de arena de quien todavía de alguna manera está comenzando el camino dentro de la profesión y con algunos compañeros y gente nuestra que está dentro y cerca de nosotros haciendo lo mismo, intentando dar algo. Pero creo que el día de hoy y estos dos días que nos han antecedido, se ha desbordado la expectativa de recibir, o sea que el ayni está un poco inclinado porque hemos visto ponencias magistrales en realidad.
La he titulado “Arquitectura Contemporánea con Raíces Semióticas de la Cultura Andina” y les había hablado la primera vez que tuve la oportunidad de que no es nada casual que estemos aquí. Ustedes ven en el mapa en la ruta de Wiracocha en donde se encuentra Loja. Al final de la ruta de Wiracocha que ha pasado justamente, que pasa por Formosa, sube, concluye prácticamente en la costa del Perú y en donde inicia prácticamente el Ecuador, pero al llegar a Cajamarca se da lugar a otro alineamiento más, que es el que alguna vez le preguntaba a Zadir Milla cuál es este ángulo que tiene con relación a la ruta de Wiracocha y me había dicho “justamente es el catari”.
Y es la que nos permite que Loja como tal –y donde está el punto verde- se puede incluir dentro de la ruta. Al final concluye la ruta de Wiracocha en Manta y los dos proyectos que traigo hoy para mostrarles, que son todavía propuestas, no han sido todavía construidos, están justamente a nivel de Manta, paralelo en la ciudad de Quevedo, que es el primero que vamos a mostrarles. Como ustedes ven Loja está en plena de ruta de Wiracocha y nada es casual –dicen los taitas- quizás no lo sea.
El primer proyecto que voy a presentar está emplazado en Quevedo y es una facultad de Ciencias Agrarias, aquí lo que nos habían encomendado es hacer una facultad en otro campus, no en el actual donde tenemos la universidad en este momento en la ciudad, sino que esté más bien un poco lejos. Y conceptualmente en la búsqueda del sustento del proyecto me he remitido a Kenet Framton en primera instancia, hablando y mencionando al regionalismo crítico. Él habla que el regionalismo crítico permitiría fundar una nueva cultura universal sobre el respeto de los valores propios de una región dada. Valores que se podrían describir como aquellos ligados al terruño, gracias a la reinterpretación flexible de los principios de las técnicas propias de la misma arquitectura moderna.
Después cito también a Fernández Cook, el chileno, y él considera también limitado el alcance de regionalismo crítico al cual se refiere Kenet Framton y le pone la modernidad apropiada como intentando definirlo de alguna manera, que corresponde a la arquitectura realizada en un contexto: lugar y época. Si bien el término apropiado implica la adecuación de la realidad concreta de los modelos digeridos por nuestra identidad y su asimilación.
También cito a Albaralto. Él habla del desarrollo de arquitectura debería echar raíces en los orígenes regionales y tomar condiciones locales como el punto de partida para la búsqueda de soluciones. Igual el profesor Williams Young nos remite prácticamente a hablar de lo mismo. Estamos hablando de los mismos temas.
¿Qué sucede de manera personal? Nosotros en el evento anterior de 5.000 Años de Arquitectura Andina que se desarrolla en Quito como que recibimos este llamado, hacemos una búsqueda un poco más de tipo académico dentro de las bases conceptuales de la formación académica de la arquitectura, pero obviamente creo que para quien les habla y para quienes estuvimos en el primer encuentro de arquitectos andinos, yo creo que ha sido el elementos que ha desatado búsquedas mucho más coherentes con lo que tenemos con nuestra tierra. Porque esto –si ustedes lo ven- es una visión un poco más académica y occidental de la búsqueda que deberíamos llevar todos los diseñadores con respecto a plantear un proyecto que se fundamente en una base conceptual y existencial.
Hablo también aquí que la riqueza semiótica iconográfica de nuestra cultura debe resultar singularmente adversa si no se realiza la pesquisa de los referentes conceptuales que servirán de punto de partida para ejecutar el proceso creativo. El Ecuador y Latinoamérica como tal han heredado un bagaje inimaginable de simbología exclusiva e irrepetible y que precisamente la iniciativa contemporánea por transitar este sendero, este camino alternativo de desarrollo ha validado logros, los logros más representativos de la arquitectura en el contexto mundial. Si alguien le quiere pedir a los andinos, a quienes han utilizado “los referentes conceptuales” de la arquitectura para vender hacia fuera y para ganar grandes premios como sucede con el caso del maestro Luis Barragán, el Prinsler de 1980 o el caso del mismo Ricardo Legorreta, el premio de la Unión Internacional de Arquitectos del 2002. Si es que alguien quiere pedir que se valide. Lo he remitido como un sustento conceptual de la obra.
Para el proyecto en particular utilizo el sustento más bien de la cultura originaria del lugar, de Quevedo. En este lugar se desarrollo la cultura milagro Quevedo que ustedes ven aquí. Por citar, tiene algunas imágenes, este tipo de ceramios y arquitectura de orfebrería más que nada; es una antigua cultura originaria del Ecuador que data más o menos del 1.500 antes de Cristo. Y lo más importante que es una cultura que se asiente en lugar de transición entre los Andes y la costa y también inclusive llega hasta el Norte del Perú.
Ese es el primer elemento conceptual que quiero rescatar. Voy a comenzar a hablarles de un saco donde voy metiendo un poco de cosas, el primero es este.
El segundo obviamente es lo que hemos visto estos días, el trabajo de Carlos Milla, el trabajo de Zadir Milla, pero referido a un elemento muy importante que lo cita en su libro que es el ayni o las manos cruzadas que fueron halladas en un espacio ritual cuadrado y además que cercanas a las esquinas correspondientes a sus diagonales y enfrentadas a su única entrada que mira hacia la culminación de la constelación de la Cruz del Sur, cuyos brazos mayor y menor están proporcionados como el lado del cuadrado y su diagonal que lo vamos a ver en el gráfico.
Tenemos aquí la mayor parte de fotografías que pone Milla en su libro, especialmente referido a cómo 5.000 años de arquitectura nos han permitido que un elemento iconográfico siga perenne e inmanente en el tiempo. El sustento formal de la investigación es la sinominia existente entre la figura de los dos antebrazos cruzados a 90° entre si, formando 45° con la vertical equivalente a las diagonales del cuadrado. Este símbolo denominado las manos cruzadas arqueológicamente lo encontramos vigente en la iconografía ecuménica andina, durante 5.000 años hasta el presente. Son citas de Carlos Milla.
Vemos justamente que Sechín y el otro elemento nos hace ver de manera muy clara esta disposición de los brazos cruzados, que significa dar para recibir. Ya lo vimos también aquí y es lo que también he mencionado acá.
El diseño de la cruz cuadrada escalonada surge de un sofisticado proceso geométrico para cuadrar el círculo y hallar la relación entre la circunferencia y su diámetro, relación nomenclaturaza como Phi por occidente y como catari para nosotros los andinos. Lo dice Calos Milla.
El diagonal de un solo cuadrado es el “ca”, el del diagonal del doble cuadrado es el “cata” y han sido utilizadas por otras culturas especialmente para definir número áureo, pero para nosotros los andinos el catari que es la diagonal de los tres cuadrados es tal vez la relación matemática más importante entre la longitud de la circunferencia y su diámetro. El valor equivalente en los Andes a la raíz cuadrada de 10 solamente ha sido conocido, usado por nuestra cultura.
Hemos puesto ya en el saco la primera referencia. Ahora lo que intento hacer en el proyecto es trazar un puente. Si bien esto está basado en el estudio de Milla y es lo que nosotros sentimos como andinos, hay otra referencia que la quiero mezclar aquí y tal vez trazar una teoría al respecto. Es la obra de la francmasonería en América, la mayor parte no estamos muy familiarizados con el término, pero una búsqueda que la puede realizar cualquier persona en el Internet, en cualquier lado, encontramos que los masones es en francés la definición del “albañil europeo” y esta manera de guardar un secreto, se guardar el arte real, que utilizaron para generar lo más importante en la época medieval –que eran las catedrales- en Europa hizo que los masones guarden secretos y que tengan inclusive la figura de una orden hermética, iniciática y mística.
Pero precisamente a lo que me remito y nada más dentro del asunto del diseño es hacer una referencia a La Plata que justamente creo también que no es nada casual, es una ciudad argentina que fue diseñada, que es una de las pocas ciudades en América que ha sido diseñada como tal. La Plata fue diseñada por médicos sanitaristas. Estaba cruzada por amplias avenidas arboladas cada seis cuadras y plazas en cada una de las intersecciones de las mismas, con cuatro grandes parque conectados entre sí por grandes diagonales.
Estas figuras son las figuras de la percepción medieval de los masones que significa “albañil” y un poco desde la perspectiva operativa de la masonería como construían las catedrales. El objetivo en el caso de la ciudad de La Plata fue una ciudad con un trazado inteligente. Ojo, hace cuántos años hablábamos del trazado y de los edificios inteligentes. Que evitaba la formación de tugurios, sin recovecos, con calles de fácil acceso para ambulancias y servicios de seguridad, una ciudad con lo más modernos servicios sanitarios como el agua potable y la cloaca que sería el alcantarillado.
Pero no fue Europa precisamente la que vio nacer a estas ciudades. La primera de ellas fue Villa Francia de Julio Verne y la Villa Francia es justamente la definición y el título de este tipo de ciudades que la visualiza Julio Verne también su obra y nace un lejano país del continente sudamericano que es precisamente la República Argentina en medio de extensos despoblados, campos cubiertos de cardos. La ciudad de La Plata desde sus orígenes tiene una estrecha relación con la masonería, sólo hay en América del Sur dos ciudades importantes en las que se encuentran abundantes símbolos de la masonería, son Belo Horizonte en Brasil y La Plata en la Argentina.
Humberto Antolini investigador platense, coincide en que la masonería tuvo una gran influencia en el trazado de la capital bonaerense y ustedes pueden verlo de una manera muy gráfica en el trazado urbano de La Plata.
Hay algunas cosas que no cito acá pero por ejemplo es importante que hay algunos lugares, íconos donde están puestos monumentos que tiene relación con todo un entramado socio-cultural que deviene justamente de la concepción masónica de la ciudad como tal. Es tal vez una invitación para investigar un poco más de esto, pero vamos a ver de la relación evidente que podemos encontrar entre la cultura originaria de América y la masonería que viene a ser la expresión de los antiguos constructores de las catedrales del mundo cristiano, del mundo judeo-cristiano, pero que viene de una cultura originaria de Europa, una cultura cuna como podríamos llamar que es justamente una tradición que viene desde el mismo Egipto a la tradición hebrea y después que tiene todo lo que es el trabajo de los masones como constructores. El símbolo de la masonería está aquí evidente y más que nada la masonería como los referentes geométricos con el cual hace toda una construcción de símbolos de acuerdo a los rituales que maneja dentro de la masonería.
Si es que mezclamos estas dos, intento hacer más que de una manera retórica, en el diseño definir un puente entre estas dos culturas. Lo uno sería incluir en la misma figura geométrica –que es la primera- la cruz cuadrada, sus diagonales y más que nada los brazos cruzados del ayni, que están definidos por los 45° y que justamente si le incorporamos la escuadra masónica –tal como sucede en La Plata- y ponemos este compás que es la parte superior de la simbología masónica, el compás tiene justamente el ángulo, el “cata”. Y la conclusión simbólica que intento hacer es un puente entre las dos culturas.
Pero hay una cosa muy importante, la relación de la cosmovisión andina tiene que ver con la ley de la reciprocidad o el ayni, andino y la cadena de la unión masónica es prácticamente lo mismo. Ustedes ven acá abajo, esta es una figura azteca y quienes están haciendo esta cadena de la unión –porque así se la denomina dentro del mundo masónico- hacen exactamente lo mismo que hacen los masones. Se cogen de la mano por un lado y la dan a la otra por el otro sentido, es la misma relación del ayni: dar para recibir. Entonces vemos que es exactamente igual y nos llama la atención la similaridad entre las dos doctrinas: lo andino y lo occidental.
¿Cómo lo implantamos en el proyecto en particular? Buscamos los parámetros conceptuales -que les había mencionado- andinos adoptados y justamente inclusive se utiliza con mención la orientación del Sur, el eje vertical es exactamente la orientación del Sur superior y con la intención de mantener un soleamiento adecuado se implantarán las principales edificaciones en las cuatro principales que han sido requeridas en el programa arquitectónico en un eje de 45°. Para definir quebrasoles por el asunto de soleamiento. De igual manera la orientación de las fachadas hacia el Este no es favorable por la trayectoria predominante de los vientos, la topografía y bueno, hay algunos elementos físicos que hemos considerado.
Aquí están los primeros bocetos, como ustedes ven se va definiendo. Parto desde la forma para definir una función, que es un poco al revés de lo que nos enseñan en la facultad. Y aquí están los brazos cruzados, la escuadra, estos tres puntos definen la escuadra masónica y se van definiendo ya en el proyecto en particular acá,
En la implantación genera una matriz geométrica que incluye estos componentes de orientación y que satisfaga las necesidades planteadas por la Universidad. Se trabaja simultáneamente en la generación de la función fundamentada en la forma. El espacio incluido, el urdimbre generatriz, adquiere la forma de óvalo, como ustedes ven este óvalo magenta que está aquí, para implantar en el terreno que nos había dado la Universidad para implantar el proyecto, en el cual hay condicionantes físicos preponderantes y que obviamente habrá que incluir otras facultades que están conjuntamente cerca o que ya existen en este campus universitario que todavía estamos muy abiertos y que no tiene ninguna construcción en realidad.
Son definiciones de las construcciones que existen en el lugar, hay una represa más atrás, hay proyección de terrenos longitudinales de cultivo para campos pedagógicos y todo esto se considera justamente para incluir en el programa arquitectónico.
Vamos un poco madurando la idea y la chakana se va definiendo en un concepto todavía sin dimensionar y la función se adapta al concepto. La idea es implantar la figura simbólica de la conjunción de la cruz escalonada o chakana y los antebrazos cruzados además del simbolismo masónico.
¿Cómo se va definiendo? Tenemos cuatro áreas o elementos importante para implantar, que son los que están remitidos aquí, los cuatro componentes periféricos que nos determinan su posición de acuerdo al proceso que se está desarrollando allí. El primero es el elemento A que es donde se desarrolla el aprendizaje, el B es donde se da el hospedaje, el C es la producción y el D es apoyo y eventos y lo ubicamos dentro de lo que es nuestra matriz.
Intentamos justamente incluir los elementos de la cosmovisión andina, especialmente en comenzar a interiorizar todo lo que sería el flujo de estudiantes que tienen que ingresar aquí a la Universidad. Aquí tenemos los elementos A, B, C, D, los F y G son elementos por ejemplo introductorios, elementos de cultivo. Los elementos de cultivo donde se dan las prácticas son justamente las chacras que habíamos visto que se los implanta en la parte interior de la chakana.
Aquí tenemos la implantación más definida según va añadiéndose el diseño, la retícula geométrica, algunos elementos con la intención de ir ponderando espacios. Se determina en el trazo de la chakana la cuadratura del círculo y definimos que esta cuadratura -que es el magenta más grueso- define puntos importantes. Hablando de geometría sagrada o algo parecido, incluimos el inicio de los principales edificios que les había dicho el A que es el lugar donde se da la enseñanza, las aulas, la áreas administrativas especialmente, inicia justamente en este vértice de acá; de igual manera el elemento C, el elemento B cae justamente en el centro de un pentágono –que le vamos a mostrar la planta también- y el elemento C es un área un poco más de convenciones.
Dentro de las cosas que hemos considerado aquí por ejemplo intentamos también que la proyección vertical que genera una cuña del catari sea considerado como un elemento de inclinación en la fachada que nos permitirá ser un quebrasol natural, es así que de la planta interactuamos hacia lo formal. Y si es que hacemos alguna somera investigación sobre edificios parecidos, incluimos la idea de los quebráosles que permiten generar conceptos volumétricos dentro de un estilo definido y en campos actuales y antiguos como el de acá, que genera de por sí solo, íconos formales. Se utiliza ángulos agudos y superficies inclinadas, se rompe la homogeneidad del terreno y la vinculación entre la creación volumétrica y la cultura Milagro Quevedo antes de diluirse en un mal entendido neo-vernacular, adquiere una importancia en cuanto y cuanto se lo relacione con una metáfora conceptual contemporánea. Es el caso de las albarradas y de los camellones en la costa y en la sierra respectivamente, que se integrarán en los elementos de la fachada.
Estas son las cuñas a que me refiero, esta cuña se define precisamente el ángulo de aquí, de la fachada, tiene que ver con el catari y nos sirve para ir definiendo alguna volumetría que inclusive no rompe con la institucionalidad de la Universidad que tiene ya este tipo de elementos. Esta es una fotografía de…

LADO “B”

…cercanos. Vemos como un poco partimos de lo formal antes que de lo funcional y nos adaptamos al revés, la metáfora conceptual ya desde la perspectiva de saber hacer, para la cultura Milagro Quevedo y para algunas de las culturas ecuatorianas se utiliza el concepto agrícola de la albarrada, que es justamente una hendidura en el terreno que permite guardar el agua –así como vemos acá, esto también está muy cerca del lugar de implantación del proyecto- y que va definiendo y que nos permite generar un espacio amplio al interior en donde originalmente se pretende que circule el aire, que salga el aire porque tenemos un clima bastante caliente en esta zona que nos permite enfriar con un espejo de agua de esta manera como una albarrada. Y esta es una vivienda vernácula del sector y funciona de esta manera, con unos pilotajes de este tipo.
Otro elemento desde la perspectiva simbólica que hemos considerado es el pentagrama que tiene que ver justamente con la masonería y es uno de los elementos simbólicos que le hemos ido incorporando en cada una de las plantas. Aquí justamente en el centro encontramos un punto muy importante que es el cuarto punto dentro de lo que es el vértice del cuadrado, que define la cuadratura del círculo de toda la implantación y algunas cosas como los elementos quebrasoles que hay por allí en el sector son las chasas, que son elementos que son móviles. Estos bocetos de acá esas son aulas de clase temporales donde los estudiantes en una facultad de ciencias agrarias tiene que ir un poco a hacerlo al aire libre.
El camellón es el otro elemento y referente conceptual que utilizo también para emplazar otro de los cuatro elementos de la facultad y que se va definiendo dentro de la arquitectura agrícola y se lo vincula con la misma cultura Milagro Quevedo. Ellos tienen o generalmente la mayor parte de su escultura tiene este tipo de formas como trípodes. En el caso en particular lo que intentaremos hacer es vincular este elemento, esto es dentro de la provincia de Lasuay se tomó esta fotografía, un camellón o una tola y lo que hacemos es justamente con este concepto que partimos del camellón, utilizamos la topografía del terreno e implantamos un elemento arquitectónico como el de acá y le incluimos el asunto de los trípodes que ya no van a ser trípodes porque son 5 –como habíamos visto- incluyendo el elemento del pentágono.
La fotografía anterior es el acceso al terreno que ustedes ven es la parte más alta, es muy plano en realidad pero hay un elemento que nos permite hacer esto acá y lo implantamos en el terreno.
La implantación final como ustedes ven se da en incluir el ayni de los andinos, que lo utilizamos hasta nuestra época todavía, que se define acá en estos brazos cruzados y que se ha implantado de esta manera, incluyendo los 3 ó 4 elementos y las metáforas conceptuales que les he manifestado. Es una vinculación, una unión entre el occidente y entre lo andino.
La implantación un poco más disimulada quedaría algo muy parecido a esto, acá tenemos los cuatro elementos más importantes, tenemos acá atrás una represa, aquí tenemos un área cuadrada con los escalonamientos que habíamos analizado en nuestra cultura, estos son los lugares de práctica chacras de cultivo que hacen los estudiantes de tipo práctica, acá son las aulas, acá tenemos un área de tipo industrial donde se hace también producción de los estudiantes para la venta al público, tenemos acá el lugar donde se hospedan y al final aquí también hay un auditorio.
La implantación es justamente lo que les había mostrado, un poco más artístico en este caso y vamos viendo por ejemplo el primer elemento, el elemento A define este tipo de arquitectura que para nosotros es una arquitectura contemporánea pero que se fundamenta como ustedes vieron en un estudio, lo más minucioso que hemos podido con respecto al vincular los aspectos culturales propios nuestros.
Este es el edificio donde vemos también la forma del pentágono, adentro hay un restaurante y tenemos una residencia también acá. Utilizamos también este tipo de quebrasoles con caña guadua que nos permiten hacer juegos de volúmenes de sol y sombra. Y este punto de aquí es uno de los vértices del cuadrado dentro de la cuadratura del círculo de toda la implantación que cae por aquí hasta el centro de este lugar.
Este es el complejo agroindustrial, manejamos también lo mismo, la volumetría se la va generando con esta búsqueda conceptual y son estas perspectivas interiores. Aquí tenemos el área del auditorio que nos permite hablar de los tres mundos, que están incluidos el Hanan Pacha, el Cai Pacha y el Uccu Pacha como vamos subiendo y cómo en los cortes vemos a un auditorio que va subiendo justamente en tres niveles. También la sombra que se va generando y también es la vista lateral del auditorio de los tres mundos al cual me refería.
Esto es de alguna manera una búsqueda incipiente tal vez, estamos nosotros comenzando en intentar remitir nuestra creación arquitectónica dentro del diseño a lo que creemos que es valido dentro de la perspectiva cultura.
Tengo otra presentación que se refiere a una búsqueda muy parecida de un compañero que trabaja con nosotros en el grupo de investigaciones de arquitectura andina en Loja y que justamente genera un proyecto desde la misma perspectiva.
Este es un museo de arte moderno con raíces propias culturales igual.
Igual aquí lo que se hace en este caso es incorporar la visión andina desde la perspectiva de nosotros en el universo, el universo en nosotros, el código sería la estructura que relaciona la forma con su contenido y que otorga un sentido trascendente a cada objeto cultural constituyéndolo en un símbolo. La Cruz del Sur o chakana es uno de los ejes de la cosmovisión andina y su signo se representa con una cruz compuesta de dos pares de estrellas que expresan el principio de la dualidad, de la dualidad del cielo y de la tierra, Wiracocha es el gran contenedor y ordenador de la concepción cosmológica andina y su código expresado en las imágenes míticas de la unancha quelqa y simbolizado en el lenguaje universal de la geometría sagrada o del toqapu quelqa, permanece grabado en la piedra y en la tradición milenaria de los Andes.
Vamos a partir de otra metáfora conceptual muy interesante, respecto justamente a los tres mundos. Los amautas andinos creían en el principio ordenador del universo, que es algo interesante que tiene que ver con la cultura occidental y sus constructores, los masones. Así como existe este ordenador del universo para los andinos, para ellos existe un gran arquitecto del universo. Una relación que me llamó también la atención y que queda como para investigarla, o el Pacha en este caso. El mismo que se organiza en tres mundos incluyentes en los que habitan los seres espirituales y vivientes y relacionados en dualidad y armonía, es el Hanan Pacha que es el mundo de arriba en el que viven las entidades celestes, constelaciones, astros, arco iris, aves, etc. El Cai Pacha es el mundo de aquí, en donde conviven los seres de la tierra, los cerros, los lagos, las plantas, los animales, la gente. El Uccu Pacha es el mundo de adentro donde viven los mallkus que son la semillas y a su vez los ancestros enterrados para que de la tierra nazcan los nuevos hombres. Estos mundos relacionados con dos serpientes míticas que los atraviesan: el yacumama es el poder del agua que simboliza la fecundidad, en el mundo de arriba es el rayo, en el mundo de aquí es el río que repta hacia adentro donde se transforma en amaru o la serpiente mítica. Esa chamama es el poder de la fertilidad que en el mundo de arriba es el arco iris y en el que aquí es el árbol y en el de adentro es la serpiente. Creo que intentamos o se intenta en el proyecto vincular estos conceptos.
El primero es que el cuadrado representa la unidad simbolizada en el concepto del Pacha, que expresa un modelo de universo ordenado –según las leyes del toqapu- y que son las Wiracocha y que expresan una geometría simbólica. Vemos aquí como en el esquema de la chakana se va aplicando estas estructuras iconográficas del toqapu quelqa y vamos delimitando una búsqueda que concluye también con una chakana que la vamos a implementar en este proyecto.
Para implantar la chakana debemos enmarcar el terreno una malla octogonal formada por 4 cuadros de ancho y 10 de largo, diagonales que unen el cuadro principal de la malla y que forman la cruz cuadrada conociendo el centro generador de todo el movimiento o distribución de los espacios y se ubica la chakana o la cruz cuadrada y la implantamos en el terreno. La zonificación conceptual ubicada la chakana justamente es que nos permita por los requerimientos funcionales de aquí del usuario, el mundo de arriba, el mundo de adentro y el mundo de aquí se los define en la implantación. Lo demás ya prácticamente es trazar líneas y comenzar a dibujar.
El mundo de aquí lo entendemos como la naturaleza en el mundo que nos desenvolvemos y se representa en una gran plaza en la que estarán los cinco elementos de la naturaleza, como son el agua en fuentes y chorros, el aire en jardines con su vegetación, la representación de la tierra en la cerámica de la parte dura de la plaza, la representación del metal en las esculturas que se expondrán en la plaza y la luz representada por el sol. Este es el boceto que permite que creemos un espacio que sería el mundo de aquí.
El mundo de arriba lo definimos representando lo astral y lo sublime, esto mediante elementos que comuniquen al hombre con su parte espiritual, como lo es el arte en todas sus manifestaciones y como no podría ser de otra manera la observación de astros celestes. Lo que se logrará mediante la implantación de elementos arquitectónicos en los que las personas puedan desarrollar actividades de descanso, artísticas. Estos elementos se desenvolverán en un ambiente totalmente abierto a la naturaleza y al aire libre, sin restricciones de elementos que limiten la unificación del proyecto y del entorno. Aquí utilizamos el referente que se refería ayer Zadir Milla, es el espejo de agua de Muyumarqa, en Saqsawaman que al llenarse con agua permitía medir el movimiento celeste. Era un gran espejo o elemento de medición astronómica que lo implantaremos como el mundo de arriba.
Y finalmente el mundo de adentro o el Uccu Pacha en donde implantamos la chakana como ustedes vieron, acoplamos en este pensamiento todos los elementos que tendrá una edificación para representarlos. Es decir, están aquí centralizados todos los elementos arquitectónicos en los que se desarrollarán las actividades propias del museo. Este elemento será el volumen principal del conjunto y tendrá la mayor representación volumétrica ya que su ubicación está en el centro. Así se manifiesta aún más la idea de la interioridad del conjunto. Ustedes ven aquí como vamos definiendo con los primeros bocetos vinculamos justamente la figura del cuadrado y el círculo y vamos creando y creciendo dentro de estos elementos conceptuales ustedes ven la volumetría como se va definiendo.
Para determinar las relaciones dimensionales hacemos lo mismo en las relaciones de altura, ancho, la relación justamente que determinan los códigos sagrados contenidos en la chakana y lo demás es comenzar a aplicarlos. Y finalmente prácticamente con lo que fuimos concluyendo el diseño, la zonificación horizontal y vertical de acuerdo a los requerimientos funcionales y la implantación queda al final así: el mundo de arriba, el mundo de adentro y el mundo de abajo.
Estas son algunas planta que la vamos a pasar rápido para que tengan una idea del estudio funcional que se hizo con respecto a este museo de arte contemporáneo. Y como más que nada la forma define la función antes que al revés como generalmente nos enseñaron, creemos que la arquitectura puede ser un elemento escultórico y debe ser un elemento escultórico al inicio y que el diálogo entre la forma y la función se la va dando en el proceso constructivo del diseño.
Aquí es mucho más evidente la cruz cuadrada y esta es la cubierta, la implantación. Esto es un poco lo que se generó dentro del asunto volumétrico, justamente entra por un gran ojo que nos conecta con el mundo de arriba, la cubierta ingresa todo el elemento a todo el museo a la chakana y vincula sus espacios internos con este tipo de reminiscencias culturales. Este sería ya el edificio y todo el emplazamiento donde definimos el mundo de aquí, el mundo de arriba con una plaza y una réplica del espejo de Muyumarqa. Y el elemento más importante que viene a ser como un elemento escultórico que les decía, la gran chakana que es el museo.
Este es el segundo proyecto que lo hicimos en la ciudad de Loja que está dentro de la ruta de Wiracocha y al final lo que quisiera mostrarles es cómo se cierra el círculo. Esto es lo último que hemos estado haciendo. Yo tengo un año de ejercicio profesional, hace cinco años salí de la facultad, tuvimos la oportunidad de estar en le primer 5.000 años de arquitectura andina y un poco lo que hacíamos antes como estudiantes era una búsqueda interior, porque cuando estamos perdidos en una formación eminentemente académica occidental como que no llegamos a ningún lado.
Estas son algunas de las cosas que hacemos en la oficina actualmente, que tiene mucho que ver y que intenta de alguna manera rescatar estos elementos, una arquitectura mucho más comercial que se vende, son las cosas que hacemos para nuestros clientes. Una vivienda que tiene que ver justamente con este tipo de vinculación un poco occidental a lo español con la teja, y los elementos formales, los banos llenos, el material del lugar, un poco algo de vidrio que nos da una expresión más contemporánea. Esas son unas casas que se hicieron con este tipo de búsquedas conceptuales y que creo –como les digo- son un paso previo a lo que estamos haciendo ahora. Estamos haciendo una búsqueda retrospectiva de lo que hemos hecho y que justamente tenía cierto tipo de dudas en los muros por ejemplo con la inclinación un poco más trapezoidal, unas búsquedas de los juegos de luces y sombras.
Este por ejemplo es un proyecto de Urinsaya que era un puente entre el Sur y el Ecuador sobre el río Macará que tiene la forma de una pirámide, como ven acá. Éramos estudiantes todavía y son proyectos que al inicio comenzaron así y aquí por ejemplo en este caso en particular en este proyecto de obreros es un área de centro histórico que no tiene mucho valor histórico en realidad pero lo que intentamos era vender y meter un poco las puertas trapezoidales, no se daban mucho cuenta de esto, los elementos encontrados en la orfebrería propia nuestra, los escalonamientos, la chakana.
Y es un poco como que se ha cortado porque estamos en este momento, lo decíamos el día de inicio del evento, porque ahora estamos siendo parte de la burocracia del gobierno de la provincia de Loja. ¿Pero qué es lo que hemos intentado hacer? El proyecto de Loja estuvo en el evento de 5.000 años de arquitectura andina, es alguien que lo veía esto desde lejos, creo que la vida un poco nos ha cambiado, la búsqueda nuestra ya no solamente es en hacer arquitectura con estos referentes conceptuales, sino que en el ejercicio del gobierno pretendamos incluir a las culturas originarias de la provincia de Loja.
Y aquí en este caso le vamos a mostrar algunas cosas que nos ha tocado hacer. El indígena así como se lo llama en le mundo occidental era la última rueda del coche y prácticamente lo que hemos intentado hacer desde el ámbito gubernamental, esa es la parte que le tocaba al perfecto presentar y que yo voy a intentar hacerlo. Era justamente que se apoderen…
Esto es lo último que hemos intentado hacer, un rescate de las fiestas propias de la cultura saraguro que es elemento más importante cultural de nuestra provincia, que es justamente como ustedes ven, tomándose la gobernación de Loja, a las autoridades haciendo las ceremonias propias de los pueblos originarios. Aquí está el gobernador, los consejeros, los concejales, haciendo en la gobernación de la provincia este tipo de ceremonias. El apoyo que hemos intentado dar al rescate y la revalorización de nuestras culturas vivas, tal vez de alguna manera intentamos compartirlo con ustedes a través de este tipo de fotografías. Aquí está el Perfecto Provincial en el Consejo Provincial de Loja en donde recibe y entrega una presea a los delegados de la etnia saraguro que es una de las más puras de América.
Y de alguna manera lo que hemos intentado hacer es que las autoridades se concienticen de lo necesario que es hacer un diálogo intercultural, somos un pueblo pluricultural que lastimosamente con taras culturales graves han hecho que los pueblos originarios de nuestra provincia del Ecuador sean excluidos.
Esto lo comenzamos hace un año, el Perfecto fue electo y nosotros estamos acompañándolo en este proceso. Hemos hecho la difusión, hemos organizado el rescate y la revalorización de todas las fiestas, los cuatro Raymis que nuestras culturas originarias celebra.
Ese es un gran salto de agua en Saraguro y aquí podemos ver como la comunidad, que es mayoritariamente indígena en este lugar en Saraguro, incluye a sus autoridades en sus eventos. Este es el gobernador de la provincia. Y de alguna manera comienza a difundir sus valores. El gobierno provincial como tal tiene la responsabilidad de ser este puente, esas son las artesanías que realizan los saraguros y de alguna manera que sus imágenes estén hoy aquí en Formosa y que nos permitan hablar de lo mismo que hablaremos en el Tercer Encuentro de Culturas Originarias es que todos somos uno mismo.
Al final lo que les quisiera decir y la idea que quisiera dejar clara es que debemos hacer un puente como aquel puente del Urinsaya que les he mostrado, entre lo andino y lo occidental, entre una búsqueda que no es un favor que se hace, sino es una responsabilidad porque todos somos andinos, no importa el color de piel que tengamos, somos culturas originarias, tenemos que vivir la fundación del nuevo Tawantinsuyo haciendo un puente entre lo propio y tal vez no relegar lo que viene de afuera, sino intentar más bien buscar un elemento de unión que sería un puente –no como el puente que se construyó aquí en la provincia de Loja y que le hemos traído hoy para que lo vean- es un puente que si tiene salida. Es un puente que no es como el de acá, que algún constructor lo hizo acá y ustedes ven que no hay nada al otro lado. Demos la oportunidad que todo este muro de aquí concluya y que podamos unirnos en un abrazo todas las culturas de América. Muchas gracias. (Aplausos).
Si es que hay alguna pregunta, alguna cosa que pueda resolver, estamos gustosos en hacerlo.

Sr. .- Después de haber terminado esta ponencia el arquitecto Jeamil Burneo hacemos un receso de 15 minutos para que luego Máximo Laura de Perú exponga sus tapices. Gracias.

2 comentarios:

Wladimir dijo...

Primo... me lo leí todo... me costó, pero sigo con los otros artículos antes q me de más sueño. Felicidades y un abrazo.

Saludos cordiales.

WILLBURN dijo...

Yo de nuevo mopri... ya lo leí todo tu blogme gustó.

Un abrazó.